¿“Cambiar o no cambiar”?

¡Hola a todos! Hoy queremos comenzar con una simple pregunta: ¿habrá alguien hoy en el mundo que no esté al tanto de la problemática de la sobrepoblación, sobreconsumo y sobreproducción actual en el Planeta? Difícil, ¿correcto? Ahora, si tomamos en cuenta que hoy somos casi 8.000.000.000 de habitantes, puede que haya algunos por ahí que aún no hayan “topado” con esta urgencia que si: es real.

Sea como sea, debemos entender que una de las principales consecuencias de las 3 variables antes descritas ponen a la basura y los químicos que se desechan (más aún en estos años pandémicos) como uno de los “temazos” a tratar en cada convención de la ONU, OMS y tantos oyros organismos internacionales que se desarrollan cada vez con más frecuencia. Es así como, junto con reconocer e identificar esta amenaza, debemos enfrentar el tema y generar un cambio de paradigma tanto a nivel personal como societario.

Como dijimos hace algunas semanas en nuestra cuenta de Instagram -@cleancopper- según datos de Chile es el país de América Latina que más basura genera, con 456 kilos al año per cápita, a lo que se suma una baja tasa de reciclaje de materiales de lenta descomposición. El último estudio de Asipla (Asociación Gremial de Industriales del Plástico), reveló que en Chile se recicla solo el 8,5% del plástico producido, dejando un 48% de la capacidad de tratamiento sin uso.

Siguiendo con el mismo ejemplo, cada botella de alcohol gel, amonio cuaternario, cloro u otro químico desinfectante que hoy estés ocupando para limpiar y sanitizar tus superficies de contacto es proclive a terminar… en algún lugar del océano. Es más, todos esos químicos en spray o líquidos que ocupas luego de segundos se evaporan, generando una mezcla muy peligrosa junto con la quema de gases y combustibles que generan las fábricas y los autos, pudiendo provocar la famosa “lluvia ácida” que es tan dañina para la salud de los seres humanos, los animales y el medioambiente en general.
Asumamos por un momento que todos nos pusiéramos de acuerdo para efectivamente generar menos basura de la que hoy acumulamos. ¿Existen ciertas acciones que podemos tomar para empujar en esa dirección? Por muy compleja que suene la tarea, hemos llegado a la conclusión como compañía de que al final siempre se puede. ¿Cómo?

La primera forma de mejorar la gestión de nuestros residuos es justamente cuidar la producción de basura que luego no podemos tratar y que como consecuencia terminará en vertederos, para finalmente muchas veces alojarse de forma permanente -aunque suene absurdo- en nuestros océanos y naturaleza.

Un ejemplo muy actual de lo anterior son todos los envases plásticos de alcohol gel, cloro y amonio que tan indiscriminadamente se usan hoy en día para “limpiar” pisos y superficies de alto contacto en cada lugar en el que estamos/vamos. Oficinas, bancos, supermercados, restaurantes, colegios y un poco afortunado etcétera nos recuerdan la urgencia de este tema.

En Clean Copper nos hemos autoimpuesto esta tarea como prioridad número 1 y es así como ya hemos partido por implementar una campaña comunicacional que amplifica justamente esta premisa, la de que no da lo mismo con qué desinfectamos todo lo que tocamos. Punto 1, debe protegernos de virus y bacterias, pero punto 2 debe ser amigable con el medioambiente.

Nuestra tecnología cumple con ambas variables y el que ustedes estén leyendo esto nos hace tremendamente felices y orgullosos, pues entendemos que somos muchos los que estamos haciendo cosas concretas por lograr lo que queremos: hacer del Mundo cada día un lugar más Limpio.

Bienvenidos a nuestro mundo. El mundo Clean Copper. ¡Gracias por leernos, gracias por generar un cambio positivo y ayudarnos a difundir estas noticias! Para que juntos, #VolvamosATocar.

NO+ QUÍMICOS

NO+ CONTAGIOS

#VOLVAMOSATOCAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *